La tecnología agrícola que cambió la manera de producir en el sudeste cordobés

Por Equipo FieldView

Mar 25, 2020

En la zona de Alejo Ledesma, con ambientes heterogéneos pero de alto potencial, Santiago Noonan incorporó FieldView y logró subir los rindes y  tener más estabilidad. Todo de manera sencilla. Una historia para contar.

Ingeniero agrónomo utiliza tecnología agrícola en Córdoba Argentina

El ingeniero agrónomo, en un lote de soja en el campo familiar que maneja con su hermana.


Testimonios de transformación tecnológica en el campo

Santiago Noonan es ingeniero agrónomo y cultiva 1.200 hectáreas en Alejo Ledesma, en el sudeste de la provincia de Córdoba. Proveniente de una familia de tradición ganadera, hoy, junto a su hermana y socia, se dedican a la producción agrícola sembrando maíz, soja, trigo y, eventualmente, maní y cebada

“Dependiendo del año, estamos en una proporción 50/50 o 60/40 entre gramíneas y leguminosas, y últimamente estamos incursionando en cultivos de cobertura como la vicia villosa en lotes donde luego irá maíz”, explicó el ingeniero.

Es parte de una generación que vivió la transformación tecnológica del campo: a sus 42 años, Santiago manifiesta avidez por la innovación y la tecnología, siempre considerando las buenas prácticas agrícolas.

“Venimos usando agricultura de precisión, con densidades de siembra y dosis de fertilización variables desde hace aproximadamente ocho campañas, ya que nuestros lotes son bastante heterogéneos”, explica.

“De esta manera, pudimos ajustar el manejo mucho más adecuadamente, ubicando variedades o híbridos en diferentes ambientes, de acuerdo a sus características específicas, y con distintas densidades, optimizando mucho nuestros recursos”, contó.

En su esquema productivo incluyen híbridos y variedades de alto potencial, siempre en siembra directa.

“Intentamos mantener los cultivos sanos y limpios de malezas e insectos pero no a cualquier costo, por lo que se recorren periódicamente para no aplicar herbicidas o insecticidas innecesariamente, evaluando, principalmente, el impacto en la fauna benéfica”, destacó Noonan.

Agro digital

“Las herramientas tecnológicas y apps siempre me parecieron útiles, sobre todo después de que adoptamos la agricultura por ambientes”, dijo el ingeniero. Durante varios años probaron distintos softwares agropecuarios para crear prescripciones pero les resultaron “complejos de entender”, según su definición. 

Luego, “cuando en el mercado empezaron a aparecer plataformas que simplificaron las cosas, usamos algunas de fertilización variable, o para el clima imágenes satelitales. También algunas para definir el momento de aplicación de herbicidas”, relata. 

Pero precisa que un día encontraron Fieldview, “donde tenemos varias de estas herramientas juntas en una sola plataforma. Además, es muy fácil de usar”.

Desde hace tres campañas, los hermanos Noonan usan Fieldview. “Empezamos mapeando la siembra y, cuando la herramienta fue adquirida por Bayer, me facilitaron un dispositivo para probarlo también en cosecha”, repasó el productor. 

“Gracias a toda esta tecnología en el campo pude descartar híbridos o variedades y hacer ajustes en el uso de fitosanitarios y fertilizantes, ya que podía marcar con pines o regiones diferentes zonas y luego compararlas. De esa forma, el volumen general de cosecha se fue incrementando año a año. Además, con mayor estabilidad y uniformidad en los lotes”, destacó. 

La plataforma también les permitió aprender de diferentes situaciones, “para tomar mejores decisiones, que tienen gran impacto en la rentabilidad”, sostiene. 

Por ejemplo, cuenta cómo usó FieldView en una zona baja de un lote de maíz que resultó afectado por una helada tardía, que generó pérdidas de plantas y desuniformidad. 

“Marqué la zona con pines, fotografié el daño y luego en cosecha vi que el rendimiento en esa zona no fue claramente menor. Tener esos datos me sirve para aprender qué decisiones tomar en una futura situación similar, para evaluar con mejores herramientas si es o no conveniente la resiembra, con los gastos que conlleva, por ejemplo”, analizó Noonan.

Pero hay más cuestiones interesantes para contar. 

Gracias al uso de imágenes satelitales y comparando su mapa de aplicación de fertilización líquida con el de otro lote de maíz, pudo detectar que una parte del nitrógeno líquido adquirido fue adulterado durante el transporte (rebajado con agua), y luego avisarle al proveedor del insumo para subsanar la pérdida y que no vuelva a ocurrir en el futuro.


“Ahora es mucho más fácil de detectar cualquier adulteración gracias al uso de la agricultura digital”, relató. 


Entre las ventajas de FieldView, el productor señala también la posibilidad de “aumentar la cantidad de ensayos de diferentes productos, tenerlos marcados y verlos en cualquier momento desde las app, sin tener que recurrir a los software anteriores, que no eran muy amigables para el uso diario”.

En definitiva, Noonan considera que “hoy, gracias a la tecnología, la agricultura se puede manejar de una manera mucho más intensiva, pero al mismo tiempo  aumentando la estabilidad año tras año”.

Las cosas han cambiado mucho desde aquellos años en los que su padre y su abuelo se dedicaban a la ganadería extensiva allí, en el sudeste cordobés. 

La ciencia y la tecnología permiten ahora lograr una producción agrícola de alta eficiencia, previsible y precisa, aumentando los rendimientos, optimizando el uso de recursos e insumos, maximizando la rentabilidad y cuidando el ambiente.

Se trata de cuestiones fundamentales en un mundo con una demanda de alimentos que no para de crecer. 

“La producción agropecuaria es fundamental para el mundo en el que hoy vivimos, ya que cada vez somos más habitantes en el planeta, pero con la misma superficie productiva. Los agricultores tenemos la oportunidad y obligación de producir cada vez más alimentos para la población, tratando de minimizar el impacto ambiental, con tecnología y genética”, describió. 

Estamos en el ojo de la tormenta y de nosotros depende demostrar que se pueden hacer las cosas bien. Para eso, la tecnología es fundamental”, finalizó Noonan.

Mapa de cosecha de maíz

Mapa de cosecha de maíz, similar al utilizado por Santiago Noonan en su campo de Córdoba.

Compartir: