“Siempre pruebo y recomiendo las nuevas tecnologías digitales”

Por Equipo FieldView el 13/08/2021 13:29:08

Lo dice la Ing. Agr. Pilar Viazzi, responsable de los ensayos del reconocido estudio de Jorge González Montaner, en Tandil. Integra AAPRESID joven y no concibe salir al campo sin su tablet.

portada-Aug-13-2021-04-25-56-67-PM

 Desde el corazón productivo de la provincia de Buenos Aires, la joven pero experimentada ingeniera agrónoma Pilar Viazzi no lo duda: dice que las tecnologías y la digitalización están impulsando al agro en su proceso de mejora continua, para trabajar cada ambiente metro por metro.

“Me encanta ir bajando las aplicaciones nuevas que van saliendo, probarlas, encontrar qué es lo mejor de cada una y recomendarlas”, introduce al comenzar la entrevista. 

Viazzi integra la rama joven de AAPRESID (la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa) y la Regional Tandilia de esa reconocida entidad. También es secretaria de extensión, bienestar  estudiantil y graduados de la Facultad de Agronomía en la prestigiosa Universidad Nacional del Centro (UNICEN).

Está claro que es joven, pero también que ya ha recorrido bastante en su profesión. En eso tiene mucho que ver el trabajo que hace en el estudio agronómico de un verdadero referente del sector, Jorge González Montaner, en Tandil. Allí es responsable nada menos que de los ensayos. 

Nacida y radicada en Azul, Viazzi considera que con las herramientas digitales “hay mucho camino andado, pero también mucho por recorrer”.

En la zona del centro bonaerense donde trabaja, observa muchas diferencias en la adopción de las herramientas digitales. “En la parte más agrícola se ve maquinaria con más tecnología, con monitores, con elementos que permiten hacer distintas mediciones de indicadores”, cuenta.

En cambio, “en todo lo que es el área ganadera, al norte del partido de Azul y yéndonos más para el lado del Salado, encontramos que hay productores más bien ganaderos o mixtos, con maquinaria más antigua, y donde, en muchos casos, todavía las cosas se hacen distinto”.

Al hacer esta diferenciación, Pilar sostiene que hay un gran potencial para ir digitalizando a “un productor que reconoce que su campo tiene mayor potencial… ese que está más preocupado por aprovechar cada centímetro de su suelo y hasta el último rincón”. 

Para Viazzi, varias son las plataformas que llegaron para quedarse, sobre todo las que le hacen más sencilla la gestión a los productores. “El uso de imágenes satelitales, como las que miden índice verde, son herramientas realmente muy utilizadas”, repasa. 

Estas informaciones permiten identificar los ambientes mejores y peores en un lote y son casi la primera instancia de una agricultura más precisa, capaz de “aprovechar la capacidad del suelo metro por metro”, considera.

Hay herramientas como esa que son muy útiles para planificar, al igual que los monitores en las cosechadoras, que siguen siendo muy utilizadas entre los productores con los que tengo contacto en la zona”, apunta Viazzi.

La ingeniera observa que la digitalización y la incorporación de tecnología en general se registra con mayor fuerza en los establecimientos que cuentan con administraciones, que participan en espacios técnicos -como el caso de Aapresid- o aquellos que son asesorados por ingenieros agrónomos. 

“En cambio, los productores que hacen un manejo más cerrado, más familiar, muchas veces se afianzan en una plataforma que cumple con sus viejas expectativas y ahí se quedan”, afirma. En definitiva, cree que todavía hay mucho espacio para crecer.

En ese sentido, considera que “hay que buscar asesoramiento, hay mucha disponibilidad de aplicaciones y de herramientas tecnológicas, para que cada uno pueda utilizar la que prefiera”.

La especialista sostiene que “hoy las plataformas nos brindan muchísima información y no toda es aprovechada. Yo diría, inclusive, que hay muchos productores que hasta desconocen múltiples funcionalidades de las herramientas que utilizan”.

Para ella, hay una base clara: “lo que no se mide, no se mejora, porque son los indicadores los que permiten tener en claro los diferentes impactos que sufre el sistema productivo y cómo mejorarlo”.

En ese sentido, también se refiere a los ensayos de los que es responsable en el estudio González Montaner.

En esos ensayos se utilizan mucho los mapas e imágenes satelitales, que permiten diseñar una ambientación de cada lote. “Podemos hacer muchas cosas con ellos, por ejemplo observar cómo se está comportando un cultivo frente a un tratamiento, simplemente viendo los colores”, menciona.

“Claramente, las herramientas digitales también nos ayudan mucho para detectar cuáles son las zonas de mejor potencial, o si hay alguna enfermedad en los lotes, o incluso si recién está empezando”, agrega. 

La ingeniera considera que también hay otra utilidad muy importante de los mapas y la información digital: que permiten contar con información clave antes de salir a recorrer los lotes o, en el caso de los ensayos que ellos hacen, incluso las microparcelas. 

Viazzi dice que los datos digitalizados, que se visualizan en una tablet, van sustituyendo cada vez más las planillas de monitoreo y las viejas anotaciones en papel.

Los ensayos que ella coordina incluyen variedades de trigo y cebada, aplicaciones de fungicidas, curasemillas, fertilización, densidades de siembra, dosis de fertilización, momentos de fertilización, entre otros elementos. Y en todos ellos las herramientas digitales son clave.

“En el estudio, entre quienes trabajamos en los ensayos, se ha incorporado gente nueva, más jóvenes. Pero, en mi caso, desde el momento cero en que inicié esta actividad, salí con una tablet al campo. No podía entender cómo alguien podía hacerlo con planillas”, resume. 

Sostiene que en la tablet no solo tiene planillas de excel descargadas offline, sino que toda la información digitalizada de los ensayos se guarda en la nube y se trabaja online con la base del estudio, ubicada en Tandil.

Como fiel usuaria de las herramientas digitales, sostiene que es clave mejorar la conectividad para crecer cada vez más hacia el futuro. “Esta es una de las principales limitantes a la hora de usar todo el potencial de las plataformas”, señala.

La experta considera que es clave que las herramientas digitales sean “rápidas y fáciles de manejar”. Y que tengan una interfaz sencilla, además de poder usarse en diferentes dispositivos, incluso en la computadora.

Pensando en qué recomendar a quienes desean iniciarse, la ingeniera dice que un primer paso puede ser utilizar plataformas gratuitas, para conocer y familiarizarse, para luego ir por otras que brinden más prestaciones. 

En esa instancia, los nuevos usuarios digitales podrán hacer una sintonía fina del campo, “metro por metro”, como dice Viazzi. Y, así, agrega, podrán “ahorrar tiempo y optimizar recursos”.

Los beneficios de la digitalización son muchos y muy amplios. Y los interesados tienen múltiples caminos para ingresar a este mundo. Lo que está claro es que, en el futuro, serán cada vez menos quienes no estén dentro de él. ©

 

Conocé los beneficios del Plan Entrada

 

Compartilhar:
¿Te gustó nuestro contenido?
Déjanos tus comentarios

CASOS DE
ÉXITO

Conocé historias de productores que usan las herramientas de la agricultura digital para mejorar tus rindes y optimizar los recursos.
Ver todas