Digitalización: conectó dos herramientas y ya las aprovecha a fondo

Por Equipo FieldView

Nov 04, 2021

José Gandini maneja 10.000 Has. en el sur de Bs. As. Usa las plataformas de agricultura digital SIMA y FieldView, que ya son compatibles. Cómo le cambiaron su gestión del negocio.

Gandini con un mate mientras monitorea un lote vía tablet gracias a la digitalización

La agricultura digital llegó para quedarse. Y, por supuesto, para hacer cada vez más eficiente la producción agropecuaria. Es tecnología agrícola disruptiva que transforma el modo de trabajar en el campo. Hay distintas herramientas que se complementan y que ayudan a tomar mejores decisiones de gestión, en base a datos precisos y en tiempo real.

El ingeniero agrónomo José Gandini lo sabe muy bien, como gerente de Alea y Cía., una empresa que alquila campos agrícolas en el sudeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires, que viene incorporando software agrícola para la digitalización de distintos procesos

Alea siembra 10.000 hectáreas en la zona de Balcarce, Necochea y Dufaur, de las cuales el mayor porcentaje se destina a cebada y girasol, y el resto a trigo, maíz y algo de soja

La digitalización y la gestión eficiente de los datos

Cuando el registro de datos se hacía en papel, manejarlos no era tarea sencilla, mucho menos procesarlos sin la ayuda de un software de gestión agrícola, para convertirlos en información u obtener reportes históricos que permitan hacer los cambios necesarios para lograr una mayor eficiencia y sostenibilidad. 

“Nosotros siempre somos dos ingenieros trabajando juntos, porque manejamos mucho campo. Hace tiempo empecé a chocarme con el problema de la toma de datos: hacíamos todo a mano, siempre andábamos con planillas, que las tenía uno o el otro, y se complicaba con tantas hectáreas. Así, empecé a pensar en cómo podía solucionarlo”, recuerda José. 

En ese entonces, unos cuatro años atrás, probaron con algunas aplicaciones. “Pero no le encontrábamos la vuelta, porque tenían la traba de que no funcionaban si no había señal o eran muy lentas”, explica.

SIMA + FieldView: Soluciones que se complementan

“Hace dos años probé SIMA y una de las cosas que me gustó fue la facilidad para tomar datos en el campo sin perder mucho tiempo. Hoy la usamos para el monitoreo, orden de trabajo y seguimiento de cultivos, y también para lo que es gerenciamiento, porque se sincroniza también con una aplicación contable”, dice el ingeniero. 

Un tiempo después conocieron FieldView a través de la firma Lartirigoyen, que les propuso probar la herramienta de agricultura digital. “Empezamos a usarla hace un año para imágenes satelitales, mapas de rendimiento, mapeo de malezas, recorridas, control de maquinarias, de rinde, ambientación de lotes y... la verdad… está buenísima”, detalla Gandini.

FieldView ayudando a solucionar errores en tiempo real

Esta es la segunda campaña que utilizan el software agrícola de FieldView y, según el gerente de la empresa, los “sorprendió muchísimo las cosas que se pueden hacer”. Explica que le están dando mucho uso. “Podés ver en tiempo real cómo está trabajando el maquinista, por ejemplo la velocidad o si está cargando los datos correctamente, tanto en siembra como en cosecha”, destaca.

Otra de las funcionalidades que les resultó muy útil fue la de ambientación: “Está buenísima porque te tira un mapa de rinde, podés georreferenciar qué material usaste, qué rindió ahí, buscás la problemática de ese lugar, si fue tosca, maleza, falla en la siembra o qué pasó, y en base a eso vas corrigiendo errores incluso en tiempo real”, relata el ingeniero. 

Precisamente, la posibilidad de detectar fallas y hacer cambios en el mismo momento en que se desarrolla la acción es una de las soluciones que más valoran en Alea.

Cita de José Gandini sobre la integración de funcionalidades de SIMA y FieldView

“Podés estar sentado un rato y ver qué está pasando, a qué velocidad te cosechan y ahí mismo podés levantar el teléfono y decirle al maquinista que está andando a una velocidad que no es la correcta”, dice. Y rescata que el software es ideal para la agricultura de precisión, ya que lo puede hacer con el dato concreto, en el momento, en tiempo real.

“Ya no sucede que terminó de cosechar y solo se puede ver un error que no tiene solución”, resume.

“Y lo mismo en la siembra: si indiqué un número de plantas y por un error me está sembrando más o menos, lo puedo detectar y corregir en el momento. No tengo que esperar a ver las plantas nacidas. La verdad es que la herramienta está muy buena”, insiste.

Digitalización: La clave de la eficiencia

Ser eficiente en una superficie sembrada tan extensa es una misión difícil. “Cuando empezás a tener escala sabés que hay cosas que no podés controlar y FieldView te ayuda un montón para no perder eficiencia”, valora el ingeniero. 

Otro de los beneficios que les ofrece la herramienta de tecnología agrícola, de acuerdo a Gandini, es que se puede “tener registro de todo lo que fue pasando en tu campo y de todas las campañas, tanto de imágenes satelitales como de registros que se fueron tomando”. 

Satisfecho con los resultados obtenidos en las primeras dos campañas, el ingeniero asegura: “Con FieldView arrancamos con una prueba y la verdad es que hoy no vuelvo para atrás ni loco”.

Hasta ahora, Alea contaba con el uso bonificado de la aplicación para la agricultura digital. “Desde la próxima campaña la empezamos a pagar con gusto, porque realmente mejora mucho la gestión y te hace más eficiente”, dice el gerente de la firma. 

Y agrega: “la gente de SIMA nos contó que estaban trabajando en hacer compatibles ambas aplicaciones e integrar funcionalidades, así que estamos también metiéndonos en eso, que resultará realmente muy útil”.

Ambas plataformas son compatibles, característica fundamental entre las apps de agricultura, que permiten utilizarlas de manera complementaria y lograr importantes sinergias.

En Alea ya han comprobado los beneficios que aportan las herramientas de tecnología agrícola en pos de una agricultura más eficiente. Por eso, Gandini sostiene que van a seguir “integrando funcionalidades de la agricultura digital, como SIMA y FieldView, y particularmente ahora vamos a incorporar tecnología para pulverización”.

Con ese enfoque, creen que las nuevas generaciones de profesionales del agro manejarán cada vez más a las AgTech como una herramienta clave de trabajo aplicando la última tecnología en el campo.

“Hace poco contratamos a una ingeniera agrónoma muy joven y lo primero que hicimos fue capacitarla en agricultura digital, para que arranque con otra cabeza, formándose con esta tecnología que para nosotros es fundamental”, señala.

Sin dudas, las AgTech ya son parte de la caja de herramientas básicas para una producción agropecuaria que apunte a optimizar el uso de los recursos, incrementar la eficiencia y maximizar la rentabilidad, siempre cuidando el ambiente. Es el signo de los tiempos, como lo demuestran SIMA y FieldView, ahora juntos. ©

Seguí leyendo

Si pasa en el campo, lo podés ver (y solucionar) con FieldView

La agricultura digital, el camino hacia la producción sostenible

La revolución agrícola argentina y el enorme peso de la tecnología

Compartir:
Compartir: