Eficiencia y ahorro, en el monitoreo satelital de malezas

Por Equipo FieldView

Jun 14, 2022

Matías Fik es asesor en el sur bonaerense. Lleva varios años haciendo monitoreo satelital de malezas con FieldView y luego aplicaciones dirigidas. Reduce costos y baja el impacto ambiental.

monitoreo-satelital-de-deteccion-malezas

La digitalización agrícola aportó muchas soluciones simples a problemas que antes eran difíciles de visibilizar y seguir en tiempo real. Uno de ellos son las malezas duras. Gracias al monitoreo satelital, Matías Fik está haciendo tratamientos herbicidas dirigidos, justamente para el control de especies difíciles.

"Acá es donde nació el raigrás resistente”, introduce Fik, asesor privado, a modo de advertencia, y en referencia a la localidad de Coronel Dorrego. Ese lugar y Tres Arroyos, en una proporción 70%-30%, respectivamente, son las zonas en las que se reparte la superficie en la que trabaja.

“Es una región restrictiva desde el punto de vista productivo, de suelos con tosca, poca materia orgánica y generalmente con pocas lluvias. De esta forma, el control de malezas se volvió más complejo, por los costos y las condiciones ambientales”, agrega.

Fik viene trabajando con la tecnología desde hace tiempo y por ello reconoce sus virtudes. Se familiarizó con el uso de FieldView cuando era asesor de un distribuidor de Bayer.

matias-hace-tratamientos-herbicidas-dirigidos

Por eso, cuando se lanzó al asesoramiento privado, a inicios de 2022, no dudó y, automáticamente, adquirió las licencias de uso de la plataforma para hacer seguimiento de cultivos por satélite, recuerda.

“El problema más grave, que es el raigrás, surgió porque los cultivos más importantes de la rotación son los cereales de invierno -trigo, avena y cebada-. Sin embargo, en los últimos años se generalizaron y agravaron los problemas de crucíferas, mostacillas y nabones”, describe el asesor.

La adopción de la tecnología y el monitoreo satelital del campo en esa zona adquirió una relevancia clave para el manejo de las malezas, porque las expectativas de rendimiento para los cultivos de invierno son más bajas que para la región núcleo del Sudeste.

Por ese motivo, los productores tendían a aplicar dosis más bajas de herbicidas. De esa forma, había que encontrar una solución alternativa al manejo de subdosis y, además, para que el problema no continúe agravándose.

El asesor está muy activo por estos días. Con la tablet como principal acompañante de su trabajo, está llevando adelante un monitoreo presencial y satelital de las emergencias de malezas en los lotes en barbecho, que van con destino a trigo y cebada, cuya siembra comenzará a extenderse pronto en su región.

Asimismo, reconoce que también está recorriendo y revisando lotes ya sembrados con las variedades más largas de los cultivos y que hayan registrado escapes de malezas, o bien tengan algún manchón de malezas que no se haya reconocido previamente.

monitoreo-presencial-de-emergencias-malezas

En el monitoreo satelital de los campos que hace Fik, advierte que se orienta para comenzar las recorridas a partir de las imágenes de índice verde que entrega FieldView. Se dirige a una geoposición para ver qué especie de malezas se registra y ver si se trata de un escape de tratamiento o es el nacimiento de un banco de semillas no visto antes.

De esta forma, Fik define, una vez que termina su recorrido, cuál es el siguiente paso agronómico: una aplicación de malezas selectiva y por sectores -por manchoneo, como la nombra- o una aplicación total del lote.

En situaciones puntuales, dice el asesor, cuando el asunto es un tratamiento para manejar raigrás, la identificación por sectores y aplicación selectiva permite optimizar recursos y costos.

Monitoreo satelital

Una vez realizados los pasos básicos del monitoreo, Fik envía al productor o al aplicador una prescripción digital para llevar a cabo el tratamiento por sectores. Así, el equipo pulverizador recorre todo el campo, pero se activa y dosifica el herbicida puntualmente en los pines georreferenciados.

"Antes, se hacía de la forma clásica. Se marcaba en una hoja de papel donde estaba el banco de malezas nacidas, el aplicador se dirigía hacia allí y realizaba la dosificación donde identificaba el lugar, lo cual implicaba una gran cantidad de fallos", relata.

Según Fik, en esta campaña fue cuando más percibió las ventajas de la tecnología, ya que en un lote que todavía tiene maíz en pie y se rotará con cebada, gracias al seguimiento de cultivo por satélite pudo identificar un manchón de malezas de raigrás dentro del campo.

prescripcion-pulverizacion-con-fieldview

"Primero fuimos al campo para identificar la maleza en ese lugar. Cuando lo hicimos también revisamos las imágenes históricas que provee FieldView y pudimos ver que esto que observábamos también era congruente con un problema similar que habíamos tenido en el mismo lote hace dos campañas”, explica.

Y agrega, sobre lo sucedido en un campo de la localidad de Irene, dentro de Coronel Dorrego: “Generamos rápido la prescripción de pulverización con FieldView y se la enviamos al aplicador".

Así, ejemplifica: "Para lotes que salen de un cultivo de maíz, la identificación de esas áreas verdes por imágenes satelitales es clara y el ahorro de producto puede alcanzar al 50%. En cambio, cuando se trata de una amplia dispersión de plantas chicas de malezas, prescribo una aplicación general, ya que es mayor el riesgo de escape versus el real ahorro de producto, que puede ser del orden del 10%".

Para el caso del raigrás, la aplicación se hizo a base de una mezcla de glifosato, cletodim, aceite y coadyuvantes. Por optimización de uso de herbicidas, en ese lote de 400 hectáreas de maíz, que rotarán a cebada, se ahorraron 200 hectáreas de aplicación de producto. Además, Fik estima que se ahorraron entre 10 a 12 dólares por hectárea gracias a la aplicación dirigida.

"Puntualmente, en ese caso, luego de la cosecha y evaluando el resultado de la aplicación realizada, se hará una labranza liviana, a efectos de un doble golpe (químico + mecánico) para controlar aquello que el herbicida no consiguió y también controlar el resto de las malezas dispersas", proyecta.

Por sectores, versus sensores

Fik reconoce que prefiere las aplicaciones por sectores versus la alternativa de los sensores montados en las pulverizadoras porque, normalmente, en los lotes hay emergencias desparejas.

“Entonces, bajo esas circunstancias, le veo mejor utilidad a la técnica de armado de prescripciones por manchoneo, porque puedo aplicar específicamente una combinación de herbicidas pensando en una estrategia que controle malezas grandes y en emergencia”, sostiene.

En rigor, indica Fik, los sensores van a detectar las malezas más grandes y aplicará a esa planta, pero no detectará a la plántula en emergencia y unos días posteriores se detectarán los típicos escapes.

Está claro, en definitiva, que el monitoreo satelital con FieldView aporta múltiples ventajas y la posibilidad de tomar decisiones preventivas para evitar que los problemas se agraven. Además, por supuesto, de un importante ahorro y un trabajo mucho más sustentable. ©

 

Descargá e-book gratuito sobre NDVI

Seguí leyendo

FieldView, clave para evaluar variables en un ensayo de trigo

Los análisis de suelos, clave para usar bien la tecnología

FieldView: clave para medir el impacto del Mal de Río Cuarto


Compartir:
Compartir: