Tecnología AgTech: clave para esta época de cosecha

Por Equipo FieldView

May 06, 2022

El especialista Daniel Arana y dos técnicos de FieldView aportan conceptos fundamentales de AgTech y consejos muy útiles para configurar la cosechadora.

 

Agtech permite automatizar la captura, el análisis y la interpretación de datos

La agricultura de precisión y la agricultura digital nos brindan un gran caudal de información, lo que conduce a mejorar la rentabilidad y sustentabilidad del sistema productivo. El sistema Agtech “permite automatizar la toma de datos, su procesamiento e interpretación, simplificada por el uso de las plataformas”, resume el experto Eduardo Arana.

Arana es director de DEA, un estudio especializado en estas cuestiones. Con ese conocimiento, explica que el sistema Agtech “lleva a generar conocimiento y solucionar los problemas, condición fundamental para su adopción”.

En esta época del año, al hablar de tecnología digital aplicada a la agricultura, es importante referirse a la cosecha

En ese sentido, Arana recuerda que el monitor de rendimiento mide y graba el rinde y la humedad del grano a medida que se cosecha, gracias a los distintos sensores que van instalados en diferentes partes de la máquina. 

Si conocemos el volumen de grano que genera una determinada superficie, podremos  obtener los kilogramos por hectárea, y si tenemos la posibilidad de georreferenciarlos en función de su latitud y longitud podremos elaborar un mapa de rendimiento.

Este vínculo entre campo y tecnología es parte fundamental de la transformación digital en el agro.

El experto repasa que la información que nos ofrece el monitor de rendimiento involucra muchos datos:

  • Los kilogramos que salen del lote.
  • La humedad de cosecha. 
  • La superficie de cada lote.
  • Las hectáreas trabajadas por día.
  • Los rendimientos por lote y/o campo.
  • La variabilidad de rendimientos entre lotes y dentro de un mismo lote.
  • Y la posibilidad de interpretar la calidad de trilla.

Es mucha la información que aportan las tecnologías de las plataformas AgTech en Argentina y en el mundo. Y, dentro de ella, los monitores de rendimiento son fundamentales, como dice Arana.

Cita de Daniel Arana sobre el sistema Agtech

Salvo casos excepcionales, permiten comprobar que tenemos una importante variabilidad dentro de cada lote, incluso con rendimientos muy distanciados uno de otro. Hablamos de al menos 800 datos por hectárea ¿Tiene sentido entonces manejar un lote de este tipo de manera homogénea?

Una “tomografía” del campo

El experto afirma que, mediante el formato de polígono, se pueden delimitar sectores de alto, medio y bajo rendimiento. “Es una tomografía de la productividad del lote, y con él se puede decidir qué paquete tecnológico vamos a utilizar en cada uno de los sectores diferenciados”, subraya.

Básicamente existen dos tipos de sensado de rendimiento: el volumétrico y el sensado mediante placa de impacto (el más utilizado entre nosotros). Correctamente calibrados, cualquiera de los dos sistemas funciona bien. 

Está claro que es fundamental la calibración de los monitores de rendimiento, de lo contrario los mapas que ellos generen no nos van a servir.

Pero, ¿qué más debe involucrar en esta época clave de cosecha? 

En precosecha y para cada tipo de grano, hay que calibrar tanto las vibraciones como la posición y el ancho del cabezal de la cosechadora, además de la temperatura. 

Luego, en cosecha, corresponde ajustar humedad y temperatura del grano. Finalmente, sabremos si un mapa de rendimiento está bien calibrado a través de un diagrama de caja o un histograma de frecuencias, que debe tener una distribución en forma de campana.

Este tipo de mapas también pueden mostrarnos la variabilidad en el flujo del cultivo (tn/h), lo cual permite evaluar el nivel de eficiencia de la cosechadora. El operador puede ir regulando la velocidad de trabajo en función de los datos del monitor.

Es decir, en la zona donde tenemos mayores rendimientos ir un poco más despacio y viceversa, de modo de mantener un flujo de cosecha constante, ya que si superamos la capacidad de trilla el grano va a salir por la cola, al igual que si avanzamos a un ritmo muy por debajo de ese parámetro.

Qué es la tecnología AgTech

La agricultura digital implica mucha tecnología, numerosos recursos, abundante información, y necesitamos tener en claro para qué sirve. 

Por caso, a partir de un mapa de rendimiento podemos generar un mapa de extracción de fósforo y a su vez llevarlo a un mapa de extracción de fosfato diamónico.

La idea es transferir recursos del sector que no va a aprovecharlos (áreas de menor productividad) hacia la zona donde hay un mayor requerimiento de nutrientes (áreas más productivas) dentro del lote.

Productor en lote de soja revisando parámetros productivos con tecnología AgTech

Otra opción interesante pasa por los ensayos automatizados. El monitor de rendimiento termina de cerrar el círculo de esta metodología y podremos saber cuál fue el rendimiento en función de la dosis utilizada. Obtendremos una curva de respuesta o la dosis óptima económica para cada uno de los ambientes. 

Arana indica que si al mapa de rendimiento le agregamos una columna de costo directo y otra de ingreso neto, ya descontados los gastos de comercialización y flete, podemos obtener un mapa de margen bruto, analizar zonas puntuales y comprobar de pronto que hay áreas del lote que reditúan para un determinado cultivo y no para otro. 

“No hay dudas acerca de los beneficios de pasar de una conducción uniforme del lote a otra por ambientes gracias a la tecnología digital aplicada a la agricultura. E incluso pasar a un esquema sitio específico, en que a medida que sembramos vamos variando densidad y/o dosis. Todo esto contribuye a pensar y establecer sistemas de manejo”, concluye Arana. 

FieldView y los resultados al instante

Hablar del ecosistema AgTech en Argentina implica, sin dudas, hablar de herramientas como FieldView, que están generando una verdadera transformación digital en el agro.

Matías Galetto integra, justamente, el equipo técnico de FieldView. Entre las posibilidades que ofrece la plataforma, dice que hay una que es básica, pero que para muchos ya es un gran paso: “constituye una alternativa más simple y segura que usar un pendrive, una tarjeta de memoria y hacer una carga manual de los datos obtenidos a campo”.

Cita de Matías Galetto sobre FieldView

El experto comenta que FieldView utiliza un sistema diferente, exclusivo de la marca, que toma los datos en el momento en que se está realizando la labor. Es un cambio de paradigma en el vínculo entre campo y tecnología.

Esto se logra gracias a un dispositivo que se conecta a las máquinas (llamado Drive), que captura los datos de interés y los envía vía bluetooth al iPad. Este último se coloca en la cabina de la máquina junto al Drive y procede a almacenar la información. A su vez, el iPad permite sumar un chip de teléfono, de modo de enviar constantemente datos a la nube.

Galetto explicó que, a través de FieldView, muchas máquinas están conectadas a la plataforma y todas generan información en tiempo real mientras se va haciendo la labor, lo cual permite hacer un análisis rápido y tomar mejores decisiones para el manejo agrícola.

Tecnología para el seguimiento en tiempo real

Así, se tiene un mayor control para corregir los problemas a tiempo y realizar un seguimiento remoto en tiempo real del trabajo del equipo, además de la integración automática de la información, desde distintos equipos, a la plataforma.

El Drive de FieldView se conecta al puerto CAN de las máquinas y toma la información necesaria para crear un mapa de la labor (siembra, cosecha, pulverización, fertilización) directamente en la plataforma.

Javier Giménez también es asesor técnico en FieldView, y aporta buenos datos sobre la importancia del registro y configuración de la cosechadora en la plataforma, para sacarle todo el provecho a la tecnología Agtech.

Cita de Javier Giménez sobre la configuración de la cosechadora

Para un uso eficiente de la tecnología, Giménez recomienda que el usuario haga un chequeo de tres medidas ligadas a la ubicación del GPS. De ellas, la más importante es la distancia izquierda o derecha del centro vertical de la cosechadora hasta la ubicación de la unidad GPS.

Eso es clave para las determinaciones. Hay que compatibilizarla con lo que indica el monitor, explica, para que “los datos obtenidos sean precisos y brinden la información correcta para tomar las mejores decisiones, apoyados en la tecnología digital”.

El experto recuerda que luego hay que registrar el cabezal que se va a usar, ya sea para cultivos en hilera (cantidad y espacio entre hileras, medida de eje hasta la cuchilla, altura máxima de cosecha, posicionamiento del cabezal) o de plataforma (secciones de andana, altura máxima de cosecha, medida de eje hasta las cuchillas, ancho del cabezal, posicionamiento del cabezal).

Giménez precisa que la altura máxima de cosecha es fundamental, ya que permite que FieldView no tome información cuando no debe hacerlo.

Para iniciar la cosecha se requiere, obviamente, activar el lote a trabajar. Y para eso hay tres configuraciones posibles en FieldView, indicó. Una vez realizado ese paso, la plataforma nos consultará acerca de qué lote vamos a cosechar, aunque, en el caso de contar con el mapa de siembra, no será necesario detallarlo.

Configurada la cosechadora, junto con el cabezal, y activado el lote a trabajar, estaremos en condiciones de empezar a tomar datos. Es parte fundamental de la aplicación de AgTech en el campo, para lograr que la tecnología digital aplicada a la agricultura aporte cada vez más beneficios, en productividad y en sustentabilidad. ©

 

¡Suscribite al newsletter!

 

Seguí leyendo

Los datos y su rol clave para la agricultura sustentable

Enfrentando la sequía en Argentina con genética y FieldView

Digitalización: el futuro de la agricultura

 

Compartir:
Compartir: